Trump amenaza con “hacer pagar un alto precio” a El Asad tras el supuesto ataque químico en Guta

El presidente de EE UU acusa en Twitter a Rusia e Irán de “respaldar al animal” del dictador sirio y esto debe ser castigado por todo el mundo y con todo el peso de la ley, esto es un crimen cruel un asesinato a niños no tiene perdón y debe ser repudiado por toda la comunidad internacional.

Decenas de muertos en un presunto ataque con armas químicas en Siria. E.ALDIN (EFE) / EPV

Los tambores de guerra vuelven a sonar en la Casa Blanca. El presunto ataque químico perpetrado el sábado en la ciudad siria de Duma, con decenas de civiles muertos, desencadenó ayer una atronadora respuesta del presidente Donald Trump. Tras aprovechar para responsabilizar a Rusia e Irán, consideró culpable al “animal de [Bachar] El Asad”, y le amenazó con represalias. “Va a pagar un alto precio”, tuiteó. El Gobierno de Damasco tacha las acusaciones de montaje de los rebeldes atrincherados en Duma, única ciudad de la periferia de la capital que controlan.

La amenaza de Trump viene avalada por la historia reciente. Hace ahora un año, EE UU lanzó un demoledor golpe contra el régimen tras un ataque con gas tóxico a la población civil. Una andanada de 59 misiles Tomahawk impactó en la base aérea de Shayrat (Homs, norte de Siria) en represalia por un bombardeo con armas químicas que había segado 86 vidas en la ciudad de Jan Sheijun.

La intervención estadounidense marcó una divisoria. Hasta entonces, Trump había rechazado cualquier ataque a El Asad e incluso había criticado en 2014 a Barack Obama por sopesar esta posibilidad. Esta doctrina, muy acorde con el aislacionismo del republicano, se quebró con el bombardeo químico. Las imágenes de niños muertos sacudieron al planeta e impactaron en el propio presidente. Su respuesta fueron las bombas. La base desde la que habían partido los aviones sirios quedó gravemente dañada y seis soldados del régimen murieron.

El mensaje de Trump en forma de lluvia de misiles de crucero ya quedó claro hace un año. El Asad no era un mal menor, sino un dictador y un asesino. Y Estados Unidos estaba dispuesto a doblegarle si usaba armas químicas.

Los equipos de rescate de los llamados Cascos Blancos, socorristas voluntarios que operan en las zonas rebeldes de Siria, denunciaron en la noche del sábado al domingo que un nuevo ataque químico del régimen sobre Guta Oriental, en la provincia de Damasco, había causado al menos cuatro decenas de muertos, entre ellos varios niños, y unos 500 afectados. Los Cascos Blancos difundieron imágenes en las redes sociales que muestran a civiles con síntomas de intoxicación por inhalación de gases, así como cadáveres apilados. De acuerdo con su versión,
un helicóptero militar arrojó un barril explosivo que contenía gas sarín, un agente nervioso mortífero, y gas de cloro, altamente tóxico.

fuente. elpais.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *